22 de mayo de 2012

Mi Monbuepé-

Reacciones: 

¿Qué te digo bobita? Ya sabes que sin ti mon-bu-epé no sería posible..
Gracias por todos los momentos que he estado de bajona y has estado ahí con tu dulzura haciéndome reír, porque solo con esa miradita y esa cara de niña buena que tienes ya transmites una paz increíble. 
Esas veces en clase pintando mientras todos pasábamos de los profesores, de las risas, de tus palabras inesperadas...
Podría decir tantas cosas de ti...

Al igual que Saray, tu para mí eres como mi hermana, y lo sabes.
Porque no quiero prescindir de ti mi niña, que a todos nos conmueves con tus cuentos y tus escrituras.
Que sin ti 3º y 4º no se habría soportado, porque si alguien ponía tranquilidad a veces en clase haciendonos calmar a todos para que no hubieran broncas, esa eras tu. 



Quien intentaba chillar y no le salía, esa eras tu.


Quien me ayudaba con las plantas cuando no podía, esa eras tu.Quien me abrazaba cuando lo necesitaba, esa eras tu.Gracias por todo miniña.No desaparezcas nunca de mi vida, aunque vivas a 19830948290348 kilometros.Porque con una simple llamada, créeme que voy a estar ahí. 



0 comentarios:

Publicar un comentario

te esperé tanto...

Te he esperado como quien espera un milagro, sin reproches y sin ni si quiera querer pedirte explicaciones.
Lo único que me ha importado es tenerte a mi lado.
Pero ya no pido nada, ni si quiera que me extrañes, solo quiero que en su día te des cuenta que me equivoqué algunas veces, pero no tantas como tú.
Ahora haré un alto en el camino y seguiré por otro, alguno que no me lleve de vuelta a ti.
Pero lo que tengo claro desde hoy, es que no te merezco, ni me mereces. Porque tu mereces a alguien que no llore por ti todos los días, y alguien que no te valore como yo hice.
Y yo merezco alguien que me diga "buenos días princesa" que me bese sin pedirlo, y que me abrace al necesitarlo.
Y que cada vez que vea que lloro sea porque lo hago de felicidad gracias a él.

Cuando Harry encontró a Sally..

te quiero cuando tienes frío estando a 21º, te quiero cuando tardas una hora para pedir un bocadillo, adoro la arruga que se te forma aquí cuando me miras como si estuviera loco, te quiero cuando después de pasar el día contigo mi ropa huele a tu perfume y quiero que seas tú la última persona con la que hable antes de dormirme por las noches. Y eso no es porque esté solo ni tampoco porque sea nochevieja. He venido aquí esta noche porque cuando te das cuenta de que quieres pasar el resto de tu vida con alguien deseas que el resto de tu vida empiece lo antes posible.


Una sonrisa más, gracias.

Entradas populares

 

Limítate a cumplir tus sueños Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos