30 de octubre de 2012

Supérate a ti misma.

Reacciones: 
Hay veces en la vida que llega un momento que todo cambía, que todo da la vuelta y es lo contrario a lo que era.
No estamos preparados para un cambio asi de grande, pero lo único que nos queda es ser fuertes y emtrar a ese nuevo cambio.
Nunca agaches la cabeza, porque la frase " el tiempo cura todo " no son simples palabras, es una realidad.
Al principio duele, cuesta, es casi imposible, pero sigue siendo improbable, lo cual... es probable.
Mientras te quede cariño y amor de otras personas, vale la pena seguir.
Es inevitable que las cosas salgan 100% bien, porque entonces no vivirias en la vida real, sino en un cuento. Por lo tanto, sonríe y deja que las cosas fluyan, que el amor llegue, que se repitan las viejas historias. Será así como aprendas a controlarlas, a hacerte con ellas.
Tienes que hacer la vida tuya, no dejes que seas parte de la vida, haz que la vida sea tu parte.
Hazla tuya, vívela, pero no la intentes entender, es imposible.
Si en la vida no eres valiente, solo te queda rendirte, porque sin valentia nada se supera.
Hoy es el principio de una nueva historia, de un nuevo principio al que por ahora, no hay que pensar en su final, porque si tiene que llegar, ya llegará.
Pero recuerda, cada vez que algo acaba, algo nuevo está por comenzar.

Aunque tu sonrisa no se vea, haz que se sienta.




0 comentarios:

Publicar un comentario

te esperé tanto...

Te he esperado como quien espera un milagro, sin reproches y sin ni si quiera querer pedirte explicaciones.
Lo único que me ha importado es tenerte a mi lado.
Pero ya no pido nada, ni si quiera que me extrañes, solo quiero que en su día te des cuenta que me equivoqué algunas veces, pero no tantas como tú.
Ahora haré un alto en el camino y seguiré por otro, alguno que no me lleve de vuelta a ti.
Pero lo que tengo claro desde hoy, es que no te merezco, ni me mereces. Porque tu mereces a alguien que no llore por ti todos los días, y alguien que no te valore como yo hice.
Y yo merezco alguien que me diga "buenos días princesa" que me bese sin pedirlo, y que me abrace al necesitarlo.
Y que cada vez que vea que lloro sea porque lo hago de felicidad gracias a él.

Cuando Harry encontró a Sally..

te quiero cuando tienes frío estando a 21º, te quiero cuando tardas una hora para pedir un bocadillo, adoro la arruga que se te forma aquí cuando me miras como si estuviera loco, te quiero cuando después de pasar el día contigo mi ropa huele a tu perfume y quiero que seas tú la última persona con la que hable antes de dormirme por las noches. Y eso no es porque esté solo ni tampoco porque sea nochevieja. He venido aquí esta noche porque cuando te das cuenta de que quieres pasar el resto de tu vida con alguien deseas que el resto de tu vida empiece lo antes posible.


Una sonrisa más, gracias.

Entradas populares

 

Limítate a cumplir tus sueños Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos